¿Por qué nos da hipo?

Sin saber muchas veces por qué, se produce un extraño fenómeno llamado hipo, que se caracteriza por una respiración interrumpida y violenta, un ruido corto y discordante y una molesta sensación de brusco movimiento abdominal involuntario. Pero, ¿Qué es el hipo y cuáles son las causas que lo provocan? Este interesante suceso el cual, para la gran mayoría de personas, es de carácter común, tiene su origen en el diafragma.

El diafragma, un músculo raro
El diafragma es un músculo que, como un tabique, separa la cavidad torácica de la abdominal. Es plano, de poco más de un centímetro de espesor, ovalado y curvado como una campana con dos cúpulas: una derecha, debajo del pulmón del mismo lado, y la otra debajo del corazón y el pulmón izquierdo. No sólo su forma es rara, también lo es su estructura. Como todo misculo, posee una parte carnosa con capacidad para contraerse, es decir, acortar la distancia entre los extremos: pero la particularidad es que la forma oval de esa masa carnosa se dispone como un anillo, en cuyo centro esta uno de los tendones que presenta la forma de un trébol y se llama centro frénico. El otro tendón esta representado por toda su periferia y se inserta en el reborde de las útimas costillas, en la punta del hueso esternón y en las primeras vértebras lumbares.


Las causas del hipo
Por su amplia extensión, el diafragma está en contacto con muchos órganos. En el tórax, con los pulmones, las pleuras, el pericardio, el corazón, etcétera; en la cavidad abdominal, con el hígado, el bazo, el estómago, los riñones, parte del intestino, la aorta abdominal, etcétera. La inflamación de cualquiera de ellos provoca la irritación del diafragma, la cual se traduce en una brusca contracción. Sin embargo, el mecanismo de su funcionamiento no se modifica y, por lo tanto, se precipita una rápida corriente de aire hacia los pulmones provocando el ruido caracte rístico: ¡hic!, ¡hic! o ¡hip!, ¡hip! Las vísceras abdominales son desplazadas hacia abajo, produciendo un típico movimiento del abdomen.

La irritación puede ser provocada por enfermedades leves como la dispepsia o graves como la pleuresía, peritonitis, cirrosis hepática, etc. En los bebés es muy frecuente, pero no tiene ninguna importancia. Sólo se trata de una brusca dilatación del estómago que se produce cuando mama rápidamente, lo que irrita al diafragma y lo levanta con brusquedad., El hipo común sobreviene sin causa importante y desaparece sólo; en cambio, el hipo tenaz, causado por graves afecciones, es terriblemente agotador y debe ser tratado por el médico.

Fuente: "El Libro Gordo de Petete - Tomo 1", Revista No 3

Negrita, cursiva o tachado en WhatsApp

WhatsApp tiene la opción de aplicar formato sobre el texto que se escribe antes de darle "Enviar". Se pueden aplicar formatos en negrita, tachado y cursiva, sin embargo, y personalmente, el formato que más utilizo es "Negrita", ya que con esto se puede resaltar la frase del texto a la cual se le quiere dar más importancia o relevancia, también en el caso de copiar y pegar párrafos de otro chat se puede utilizar "Cursiva" para diferenciar lo que uno escribe de lo que otra persona escribió o simplemente para citar un frase dicha por otra persona.

La utilización de este tipo de formatos al momento de enviar mensajes por Whatsapp hará que el receptor comprenda con mejor claridad la idea que se está tratando de transmitir y lucirá más profesional si es que se trata de Whatsapp Business.

Estos son los códigos para dar formato al texto:

Negrita: *hola qué tal* (escribir el texto entre dos *)
Cursiva: _hola qué tal_ (escribir el texto entre dos _)
Tachado: ~hola qué tal~ (escribir el texto entre dos ~)

Se debe tener en cuenta que los símbolos: *, _, ~ deben ir antes y al final del texto al cual queremos dar formato, por ejemplo:

YALE ¿Por qué las llaves llevan este nombre?

Desde los tiempos más remotos el Hombre sintió la necesidad de protegerse, y ya al cerrar con una enorme piedra la entrada de su caverna dio origen, con ese rudimentario sistema, a un proceso de perfeccionamiento que no se detuvo a lo largo de los siglos y siglos. Al aumentar sus pertenencias, también aumentó el riesgo de sustracción; se entabló así una verdadera batalla de ingeniosos mecanismos entre los que defendías lo suyo y los que trataban de apoderarse de lo ajeno en forma ilegal. 

El resultado de esa puja es la cerradura, en la que la llave, como una diminuta varita mágica, lo protege todo con sólo un libero movimiento.

Nace la cerradura
La cerradura moderna tiene su origen en el pasador horizontal de madera que, acoplado a la parte posterior de la puerta, se hacía deslizar por una rudimentaria guía para encajar luego en un agujero que se practicaba en la jamba. Para accionar semejante pasador por un agujero desde afuera o lberarlo de los enganches se necesitó un pedazo de metal curvo provisto de un mango recto, que hacía las veces de llave primitiva. Para impedir que el pasador o la barra se corriera, se practicaba un agujero vertical en la parte superior de la hembra y se insertaba allí una cuña. La función de la llave era mover la cuña, levantándola, para dejar en libertad al pasador. Los egipcios construyeron este tipo de cerraduras, pero aumentando la cantidad de cuñas. Los romanos si bien se basaron en la misma cerradura que los egipcios, generalmente hacían  más pequeño el pasador de bronce, y las clavijas , también más pequeñas, recibía la preción de un resorte.


Otros sistemas
En la antigua Grecia comenzaron a desarrollarse cerraduras que resultaron muy efectivas, pero que tenían el inconveniente de gran tamaño de la llave que las accionaba, debiendo algunos moradores llevarla al hombro como si se tratara de una pesada herramienta. La preocupación de "dejar todo bajo llave" hizo que los cerrajeros de la Edad Media lucharan por lograr una cerradura inviolable, ya que los ladrones las burlaban fácilmente con disparos de pistola. Mientras tanto, los cerrajeros indios adoptaron un método más extraños: el llamado "cerrojo hindú rompecabezas", el cual estaba realizado en forma de pájaro, y el ojo de la cerradura se encontraba en una de las alas, lo que transformaba el mecanismo en un verdadero acertijo.

La cerradura de puerta
Es en el siglo XVIII, en Inglaterra, con la aparición de la cerradura de puerta cuando comienza el verdadero proceso de tecnificación de los sistemas de seguridad. Pero muy poco tiempo habría de durar la supremacía de los ingleses en la materia, ya que en el año 1851 el cerrajero norteamericano Alfred Hobbs desafió a que podía abrir cualquier cerradura inglesa, pero que ningún cerrajero inglés podía abrir una de sus cerraduras, y así fue.


El pintor "cerrajero"
Habría de ser un artista, un pintor retratista, el que revolucionaría la cerradura moderna al decidirse a continuar el oficio de su ya anciano padre. ¿Su nombre? Linus Yale. Entregado de lleno a la perfección de los sistemas de seguridad, obtuvo en el año 1851 la patente de su primera cerradura para bancos. Continuó su afanosa búsqueda, hasta que en el año 1862 inventó la cerradura de cuadrante secreto o combinación, que habría de transformar su apellido en un auténtico sinónimo de la palabra llave. En la actualidad, nuevos sistemas ha hecho que la cerradura sea más segura y eficaz.


Fuente: "El Libro Gordo de Petete - Tomo 1", Revista No 2

El código de leyes de Hammurabi

Hammurabi fue un rey de Babilonia, una civilización antigua que floreció en la región que ahora ocupa Irak. Gobernó de 1792 a 1750 a.C. y conquistó varias naciones rivales, pero es famoso sobre todo por ser el primer legislador de la historia. Cerca del final de su reinado, Hammurabi promulgó uno de los primeros códigos legales escritos de los que ha quedado constancia histórica, del que emanaban los preceptos que debían cumplir los ciudadanos y los castigos que conllevaría desobedecerlos. En sí mismo, el concepto de leyes aplicables a todo el mundo era una novedad desconocida en esa época, en la que la mayoría de las sociedades se regían únicamente por los antojos de gobernantes déspotas. El código era sin embargo extremadamente cruel para nuestros estándares modernos. Hammurabi castigaba con la pena de muerte incluso las infracciones más leves: que las mujeres entraran en una taberna, que los hombres dieran refugio a esclavos huidos o que las esposas abandonaran a sus maridos sin un buen motivo.

Este primitivo código reflejaba las supersticiones de una sociedad antigua. Las disputas entre ciudadanos de Babilonia las zanjaba obligando al acusado a tirarse a un río: si era culpable, se ahogaría, mientras que si era inocente «escaparía indemne». En ese caso, el acusador sería condenado a muerte por levantar falso testimonio.

Los escribas reales redactaron las leyes en un pilar de piedra negra consagrado al dios de la justicia y expuesto al público. En esta inscripción, Hammurabi conminaba a «todas las generaciones venideras» a respetar esas leyes y ano «modificarlos preceptos de la tierra que les eran dados». Los futuros reyes, decía Hammurabi, deberían ratificar la supremacía de esta ley en vez de gobernar siguiendo sus impulsos personales. La noción de que los gobernantes no podían cambiar de forma arbitraria las leyes que regían la vida de los ciudadanos constituía un concepto revolucionario. El respeto a la ley sigue siendo uno de los sellos fundamentales de un gobierno exitoso.


OTROS DATOS DE INTERES
  1. El pilar que mostraba las leyes de Hammurabi fue desenterrado en 1901 por arqueólogos franceses, y en la actualidad se guarda en el Museo del Louvre, en París.
  2. El código de Hammurabi fue redactado con escritura cuneiforme, un sistema complejo empleado por la mayoría de las civilizaciones antiguas de Oriente Próximo. Los estudiosos modernos no fueron capaces de descifrarla hasta 1835.
  3. Los científicos babilonios empleaban un sistema numérico sexagesimal, motivo por el cual los minutos tienen 60 segundos.

Fuente: "365 días para ser más culto"
Autor: Noah D. Oppenheim, David S. Kidder

El Templo y el Arca de la Alianza

El rey Salomón construyó el primer templo judío en Jerusalén en el siglo X a.C. con tres propósitos principales en mente: que se convirtiera en eje central de la fe judía en Israel; que fuera un lugar en el que sacrificar animales en honor a Dios; y, por último, que sirviera para guardar el Arca de la Alianza, con los Diez Mandamientos entregados a Moisés en el monte Sinaí en su interior.

El templo original del rey Salomón, erigido durante uno de los períodos de mayor riqueza de la historia de Israel, fue destruido en el año 586 a. C. por el gobernante babilonio Nabucodonosor II, que saqueó el recinto y, presumiblemente, se llevó el Arca de la Alianza y los Diez Mandamientos. Además, los judíos fueron desterrados de la parte sur de Israel, conocida como la tierra de Judá.

Cuando regresaron del exilio, reconstruyeron el templo. Tardaron 31 años en levantarlo, estuvo listo en el año 515 a.C. Prosperó durante cinco siglos. Alrededor del año 19 a. C. el rey Herodes el Grande puso en marcha un ambicioso proyecto de expansión, que incluía un enorme muro de contención alrededor de todo el recinto. El templo permaneció de esta forma hasta el final del siglo I d.C.

A finales de ese siglo empezaron a crecer las tensiones entre judíos y romanos. Por entonces, una décima parte del Imperio romano estaba formado por judíos, y muchos de los que no lo eran respaldaban a este colectivo (si no se unían era por el requisito de la circuncisión).

Aunque las relaciones entre unos y otros eran generalmente tranquilas, un grupo de zelotes se rebeló en e l66 d.C. Los gobernantes romanos, temerosos de que se extendiera la revuelta, destruyeron en respuesta Jerusalén y el segundo templo. Así comenzó la diáspora de los judíos fuera de Israel.

OTROS DATOS DE INTERÉS
  1. El Monte del Templo, emplazamiento de los dos primeros edificios, es considerado el lugar más sagrado del judaismo, aunque también es de enorme importancia para el cristianismo y el islam. La mezquita de Al-Aqsa y la Cúpula de la Roca, construidas ambas en el siglo VI, son el tercer lugar sagrado en importancia para los musulmanes.
  2. Parte del muro de contención del rey Herodes sobrevivió a la destrucción de los romanos y aún sigue en pie; se lo conoce como el Muro occidental o Muro de las Lamentaciones. Se trata de un lugar sagrado objeto de peregrinación.

Fuente: "365 días para ser más culto"
Autor: Noah D. Oppenheim, David S. Kidder